viernes, 23 de diciembre de 2011

Inocentes

Hoy 28 de diciembre es el día de los Inocentes. Aún recuerdo, hace años (parece una historia del abuelo) cuando podías ver a gente por la calle con monigotes en la espalda. Cuando abrías el periódico buscando la inocentada, a veces clara y otras que hacía dudar. Porque era la primera página, ahí delante y no sabías si creertelo.

Hoy por hoy, las inocentadas son otra cosa. Hay que andar con pies de plomo para que si las gastas, la víctima no se sienta ofendida, no le cree un trauma o no vuelva a dirigirte la palabra. Y los periódicos, con más pies de plomo aún porque puede llevar a un TT mundial, o perder público y anunciantes.

Además, hemos perdido la capacidad de reírnos, hemos perdido la oportunidad de errar. Por eso muchos dudamos a la hora de comentar tal o cual noticia hoy, no sea que sea una inocentada y quedemos, como se dice por aquí, como la chata Pumarín.

¿Cuándo hemos perdido la capacidad de reírnos de nosotros mismos? ¿Cuándo nuestro miedo al ridículo se ha impuesto al saber aguantar una broma? Tal vez la inocencia la perdimos con las malas noticias que van en primera hoja de los periódicos o abren telediarios, pero desde aquí, quiero pedir a todos un esfuerzo.

Hoy me gustaría salir a la calle y volver a encontrar monigotes en las espaldas. Ir a por el periódico y buscar con alegría la broma del editor. Porque señores, eso es soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar!! Siempre esperamos más opiniones en Voy Contate!!!