domingo, 15 de abril de 2012

Secretos de Familia

A muchos de vosotros sé que no os sonará ese título, pero a los que trabajamos alguna vez en algo relacionado con la programación de TPA sí. Es la novela que se emitió primero en sobremesa, luego por la noche, luego por la mañana y luego otra vez por la noche...

Pero no voy a hablar de esa familia, sino de la Real, que últimamente debería ir a pasar el agua. No voy a hablar si es necesaria o no, si España sería mejor república, sino que últimamente se parece más a una familia de telenovela o de película de Antena 3 los sábados de tarde.

Vayamos por partes. Porque todos los problemas empezaron con la llegada de Marichalar. Pobre, pero fue el primero en emparentar con los reyes por la vía del casamiento. Y justo, fue ahí donde le empezó a doler la cabeza a Juanca (él que es tan campechano, entenderá que le llamemos así).

Muy bonito todo: la Infanta Elena casada con un noble de España, con Don pero no sé si Din; la Infanta Cristina se casa con un deportista de élite hijo de empresarios vascos y en Barcelona (nos viene muy bien por la cohesión del Estado); y la pesadilla empieza con la boda del heredero con una periodista divorciada (que según avance la trama, la veremos como la más anodina y la que menos quebraderos de cabeza da).

Aquí tenemos los 10 primeros capítulos de la telenovela, cuando todo va bien y no hay problemas. Pero, de repente, Mari se pone enfermo, y todo son especulaciones: consumo de drogas, salidas nocturnas, gusto por el lujo, el boato y las fiestas.... Y llegamos a lo que Juanca creía que era lo peor que le podía pasar: su hija se separa, conmoción nacional... ¿Pero no son españoles como los demás, cuál es la tasa de divorcio en España?

Medios, periodistas, y populacho en general escandalizados y tirando por tierra el honor de ese señor.... Hasta que en la nueva temporada entra un nuevo malo en escena: Iñaki. Oh dios mío!! Robando, (y esta es la parte más seria de esta entrada) justo en el momento que en España se suceden los casos de apropiación indebida. Ni Telecinco hubiera sabido llevar mejor la trama.

Y no solo cambiamos de malo, sino que el malo anterior, ahora es bueno. Porque la familia pasó de él, porque el pobre había que entenderlo: señores periodistas del corazón, aclárennos ¿era tan malo o es tan bueno? Es que en un par de años pasó de ser ruin a ser defendido en todos los canales.

Mari cocainómano pero no, Iñaki ladrón, con viaje al extranjero incluido.

Ahora comienza la tercera temporada, y oye, el primer capítulo, de lujo: Froilan de Todos los Españoles, se hiere en un pie, mientras practicaba tiro con su padre (el horrible Mari ha vuelto), con una escopeta ilegal para su edad. Toma!! Que vuelta de guión, que sufrimiento todo.

Y mientras todos nos preocupamos por el dedo gordo del niño, nos preguntamos donde está su abuelo, ZAS, Juanca que se cae y se parte la cadera ¿no se da cuenta que a sus casi 80 años no se puede andar de safari? Pero claro, un aventurero como él, no puede quedarse en palacio....

Pues eso, que la cuarta temporada promete, con una esposa que no visita a su marido en el hospital porque está de viaje con la familia, unos abuelos que pasan de su nieto, una madre que pide a gritos justicia para su hijo, un padre desolado que no creyó que darle una escopeta a un niño fuera para tanto... Unos Duques desterrados en Washington y al final, la que creíamos que era la mala de la película, una secundaria más...

¿Qué nos tienen preparado para el resto de la temporada?


2 comentarios:

  1. Está el tema tremendo. Sus amores y casorios me dan un poco igual, ahora bien, que roben a la gente y que se vaya el Rey a cazar elefantes cuando le mantenemos todos y estamos en crisis...debe dimitir.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada!!!

    Espero ansioso esa nueva temporada porque pienso que la nuera no se deja quitar el protagonismo así como así...

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar!! Siempre esperamos más opiniones en Voy Contate!!!