viernes, 1 de junio de 2012

Se me fastidió la playa

Con lo feliz que estaba yo esta semana, yendo a la playuki y tal, y ahora va y se me fastidia. No hay cosa que más rabia me de, lo de quedarme sin playa, y con poco que hacer, grrr.

De todas formas iré a bañarme.

Pero vayamos al tema que me lío. Ayer, mientras tomaba el sol en la playa, con gentes de diversas culturas a mi alrededor, se me ocurrió una cosa ¿por qué cansa y a la vez relaja tanto la playa? ¿La disfrutan más los que no la tienen tan a mano (gente que vive en el interior)? Y sobre todo ¿cómo es posible que haya personas que estén más negras que zapatos a estas alturas de año?

Porque a muchos, la playa nos relaja, pero a otros les agota. Porque hay persona que este verano no podrán disfrutar de la playa (quién necesite dinero para ir), y porque los problemas en la piel, las arrugas, los melanomas, parece que no les importan.

Yo podré disfrutar (al menos un poco) de la playa. Con cuidado y con protección.


2 comentarios:

  1. he paseado un rato por tu blog, amiga, y creo que tienes muchas cosas que decir y que eres una mujer con inquietudes. Y además, sabes expresar las cosas... aunque a veces presiento que es mucho lo que hay que leerte entre lineas, cosa por otra parte que siempre atrae. En fin, me ha gustado. Yo hace una semana que creé mi blog en masducados.blogspot.com Me gusta que le echaras un vistazo, porque siendo nuevo en esto, cualquier opinión o sugerencia por tu parte me sería de gran ayuda. Escribo sobre todo bajo el prisma del humor y ha sido precisamente esta entrada tuya sobre la playa la que me ha parecido que es un buen enlace con mi entrada "un día de playa". Te espero y estoy seguro de que te arrancaré una sonrisa. Sin más, recibe un cordial saludo de éste tu nuevo suscriptor y admirador: Jesús.
    Y no dejes nunca de escribir como lo haces. Gracias.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar!! Siempre esperamos más opiniones en Voy Contate!!!