jueves, 20 de septiembre de 2012

A vueltas con el carril bici

Señores, tenemos un carril bici en Gijón, que a mí, por lo menos, me vale muchísimo. Y lo he utilizado. Y les digo que es un placer para los ciclistas no tener que preocuparse de coches que te pasan afeitándote, que los hay, de autobuses que pronto te suben en su retrovisor, de camiones que te llenan de mierda... Y de peatones a los que esquivar. Si señor, un placer.

gijon bici


Pero no os echéis encima, porque tampoco estoy de acuerdo con el trazado. Porque no puede ser que estemos acostumbrados a ir con el coche por un sitio, y de repente, te lo modifiquen. Porque el coche es la vaca sagrada, lo que todo el mundo necesita. Porque las paradas de autobús están lejos de casa, y si sumamos tiempos, llegamos en la mitad a trabajar en nuestro propio cuatro ruedas.

Follones: en el Muro, todos. Hoy leo que llegan hasta Los Campos (¿?), el giro en Capua y el Naútico. También os digo, como yo lo que conozco es el Naútico, el carril que estaba cortado tampoco es que lo utilizase mucha gente. Y yo lo utilizaba dos veces al día, en horas puntas... E iba sola por él.

Como nadie parece hablar del último tramo, del que va del Naútico al Campo Valdés, lo hago yo. El mayor problema a subsanar es que, a causa del desvío por la calle San Bernardo desde Munuza, los autobuses escolares grandes y los camiones del parking de Cimavilla no pasan bien. Están justitos vamos, pero menos mal que son aguerridos conductores.

Pero ¿por qué tantos problemas si pasan? Por los coches y furgonetas de reparto. Así de simple. Es normal, con varias zonas de carga y descarga, ver a furgonetas subidas a la acera para dejar los pedidos en la puerta. Sí, en San Bernardo, que la carretera es justita. 

Ayer conté diez retiradas de grúa de los contenedores del último tramo de San Bernardo, en el cruce con Ventura Álvarez Sala. 10. Eso no es un minuto, para que llegue la grúa y te lo quite eh. 

Y por fin, el último problema y embotellamiento en la zona, es el colegio San Lorenzo. Autobuses y padres que paran delante sin pensar en el que viene detrás. Claro, antes el resto de conductores pasaba al carril de enfrente y todo solucionado. Ahora los problemas vienen porque no existe esa posibilidad, y porque los niños, no pueden caminar más ¡dios nos libre! de lo estrictamente necesario.

Es cierto que habrá que modificar el trazado, buscar soluciones para una mejor convivencia. Pero antes de culpar a otros, habrá que empezar a ser mejores ciudadanos y conductores.

gijon bici

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar!! Siempre esperamos más opiniones en Voy Contate!!!