martes, 7 de octubre de 2014

El Ébola, ya en Madrid


Y mientras se quede allí... Aunque creo que esto va a ser mucho más. Que el caso de la enfermera va a ser el primero de una lista. Porque ahora, pudiendo movernos libremente por el mundo, los contagiados llevarán la enfermedad a otras partes del planeta... Amigos lectores de literatura Z ¿os suena la historia?




Vale que esto no es nuevo. Que lleváis leyendo sobre el ébola y los zombis durante mucho tiempo (más o menos, desde que trajeron a Miguel Pajares a España, yo he comenzado a oírlo), pero la historia es que parece que los comienzos de toda novela de Zombies se están reproduciendo: 1) Aparece la enfermedad en un país remoto; 2) llega a lugares del primer mundo; 3) por las buenas comunicaciones, otros contagiados llegan a otros lugares; 4) los equipos sanitarios son los primeros en caer; 5) caos y destrucción...



Suerte que algún lugar queda siempre aislado de la enfermedad, y es ahí dónde los supervivientes comienzan la nueva generación de la humanidad. Propongo Asturias como este reducto libre de ébola, ya que:
  • El aeropuerto tiene muy poco tráfico, estamos acostumbrados a vivir aislados por aire
  • Ya hemos perdido la autopista del mar
  • Por tierra, con cerrar Pajares, Huerna, en Vegadeo y en Unquera, está solucionado
  • Este ha sido año de manzana, tenemos sidra asegurada
¡Facilísimo! Veis, algo bueno tenía que tener nuestra situación actual. ¡Libres! Eso sí, habrá que poner barreras anti-foriatos, que seguro que ahora ya no ponen tantas objecciones al frío, la lluvia y los montes. ¡Identificadlos y evitad el contacto!

Al único que nos deberíamos traer, como ideó Manel Loureiro, es a Froilán, para que los borbones sigan con la saga (lo siento Leti, aforiaste demasiado)





2 comentarios:

Muchas gracias por comentar!! Siempre esperamos más opiniones en Voy Contate!!!